Corporate-compliance-implementación

Fases de un implantación de un Modelo de Prevención del Delito. El famoso “Corporate Compliance”

Tras la reforma operada por la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, las personas jurídicas pasan a ser “penalmente responsables de los delitos cometidos, en el ejercicio de actividades sociales y por cuenta y en provecho de las mismas, por quienes, estando sometidos a la autoridad de las personas físicas mencionadas en el párrafo anterior, han podido realizar los hechos por no haberse ejercido sobre ellos el debido control atendidas las concretas circunstancias del caso”.

Es precisamente esta ausencia de control la que imprime la responsabilidad penal sobre la persona jurídica y sus órganos de administración. ¿Y cómo podemos blindar nuestras empresas frente a esta responsabilidad? Recordemos que frente a las responsabilidades civiles cabe la contratación de seguros que cubran esos riesgos, mientras que en lo referente a la responsabilidad penal no cabe cobertura de seguro. Por ello, surge la creciente necesidad de implantar sistemas que verifiquen y acrediten el cumplimiento normativo en las entidades.

Lo cierto es que la Ley no especifica en qué debe consistir este sistema de prevención del delito, si bien del estudio de sistemas comparados así como de la normativa ISO al respecto se puede concretar que el sistema debe implantarse en las siguientes fases:

  1. Determinación del alcance de una eventual responsabilidad penal.

  2. Evaluación de los riesgos concretos de la actividad empresarial.

  3. Control de riesgos.

  4. Formación a los empleados: difusión del modelo de control de riesgos y de la filosofía de la empresa.

  5. Control y seguimiento del cumplimiento de los controles implantados.

  6. Revisión y mejora periódica.

En cada una de estas fases surgen dificultades prácticas que deben solventarse de forma que la implantación de un Modelo de Prevención del Delito en nada interfiera negativamente en el día a día de la empresa, más bien al contrario.

En sucesivos artículos analizaremos más en profundidad cada uno de estas fases para solventar las dudas que puedan surgir y nos hagáis llegar a través de la sección de Contacto.

Por último, no queremos concluir sin recomendarte que no pierdas la oportunidad de buscar un enfoque para tu empresa que sea accesible, práctico y sencillo: no hagas inversiones y esfuerzos en vano sino que busca un sistema de prevención del delito que sea el adecuado para tu empresa.

Cualquier duda o consulta en relación con esta información estaremos encantados de resolvertela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top